Design Thinking y su impacto en el desarrollo de habilidades

¿Sabes qué es design thinking? Es un método utilizado ampliamente en los negocios para identificar problemas y mejorar procesos; pero este enfoque también ha demostrado ser cada vez más útil en el desarrollo de habilidades.

La metodología se aplica en la práctica a través de actividades innovadoras que fomentan el desarrollo autónomo del aprendizaje. Para ello se utilizan herramientas y estrategias de diseño, que permiten aprender de una manera fácil; pero a la vez dinámica e innovadora.

De esta forma, el estudiante participa activamente en la construcción del conocimiento; no solo como un receptor de información.

¿Quieres saber más sobre Design Thinking y cómo esta metodología puede enriquecer aún más el proceso de aprendizaje? ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el Design Thinking?

El pensamiento de diseño (design thinking) es un enfoque que tiene como objetivo encontrar soluciones innovadoras a los problemas. En educación, ayuda a fomentar el aprendizaje investigativo y a seguir un proceso estructurado.

El término fue popularizado por el profesor Rolf Faste. De acuerdo con su propuesta, a través del design thinking es posible el desarrollo de habilidades de los estudiantes; incluso influye en la creatividad. A través de cursos demostró que esta técnica es importante en la educación.

Por lo tanto, este enfoque es parte de varias metodologías que representan una nueva perspectiva sobre la educación tradicional. Así, a través de la participación activa, el alumno se convierte en protagonista de su propio aprendizaje.

A través del Design Thinking, tanto profesores como alumnos trabajan de forma activa y colaborativa, creando conocimiento y desarrollando empatía.

El-paso-a-paso-de-la-metodología-design-thinking

El paso a paso de la metodología Design Thinking

El proceso de pensamiento de diseño requiere la implementación de ciertos pasos, que no son necesariamente consecutivos. Además, dado que se hace en grupo, se pueden ejecutar en paralelo y rehacer si es necesario.

Paso 1. Empatizar y comprender

El primer paso es obtener una comprensión empática de las necesidades de las personas involucradas en el problema. En este caso, los estudiantes. ¿Qué habilidades necesitan desarrollar? ¿Qué quieren aprender? 

La empatía es fundamental para responder a estas preguntas. Porque te permite dejar de lado tus propias suposiciones y comprender realmente los requisitos de la otra persona.

Paso 2. Definir

La información obtenida en la primera etapa debe ser recopilada y analizada para resolver correctamente el problema. De esa manera, puedes identificar lo que necesita ser resuelto o creado.

Paso 3. Idear

En esta etapa se generan las ideas. Para ello, es ideal utilizar técnicas como la lluvia de ideas y la discusión. Es importante que las propuestas pasen sin censura, sin temor a equivocarse. Después de todo, los primeros dos pasos te han dado una mejor comprensión del problema.

Paso 4. Prototipar

Ahora es el momento de elegir una o más ideas del paso anterior y probarlas. El objetivo es desarrollar modelos que te ayuden a encontrar la mejor solución al problema que estás tratando de resolver. También es una manera económica de probar qué tan bien funcionan las ideas propuestas.

Paso 5. Probar

Finalmente los prototipos deben ser probados


Aunque este es el paso final, la metodología design thinking es iterativa. Esto significa que puede usar los resultados para refinar uno o más problemas. De hecho, puedes volver al paso anterior para cambiar, mejorar o incluso rechazar la solución.

Cómo-aplicar-el-Design-Thinking-en-el-desarrollo-de-habilidades

¿Cómo aplicar el Design Thinking en el desarrollo de habilidades?

El pensamiento de diseño se puede incorporar a las estrategias educativas para ayudar a los estudiantes a desarrollar habilidades blandas. Porque gracias a la metodología se aprende a ver, comprender y proponer soluciones valiosas. 

Para lograr esto, se deben aplicar cinco etapas de pensamiento de diseño; combinado con herramientas visuales que son fáciles de entender y aplicar. Así, el estudiante se concentra en el problema que está tratando de resolver.

Al aplicar repetida y sistemáticamente design thinking, el estudiante desarrolla habilidades que le servirán para la vida.

¿Qué habilidades se pueden desarrollar con design thinking

  • Empatía (comprender las necesidades de los demás). 

  • Creatividad.

  • Trabajo en equipo (cooperación). 

  • Resolución de problemas. 

  • Tolerancia al fracaso y capacidad de aprender de él.

Además, el estudiante aprende a enfocarse en los desafíos que tiene por delante y a buscar diferentes alternativas. Es decir, aprenderá a considerar diferentes soluciones en lugar de apegarse a la primera que le viene a la mente. 

También desarrolla otras habilidades, como la creación de prototipos, la motivación y la importancia de agregar valor.

Design Thinking es un método que ayuda a crear soluciones creativas e innovadoras. Cuando se utiliza en educación, promueve el desarrollo de habilidades como la innovación, la creatividad, la empatía, entre otras.

En U-ERRE te ofrecemos las herramientas que necesitas para desarrollar las competencias que necesitas en el ámbito laboral.

Nuestro modelo educativo se enfoca en brindar una formación integral, efectiva y disruptiva. Además, puedes estudiar a tu ritmo e inscribirte cuando quieras, pues no hay horarios de inscripción ni fechas de inicio de clases. 

Si quieres saber más sobre nuestro nuevo modelo educativo, ponte en contacto con nosotros.

Si te ha gustado este artículo, quizás te interese:

6 consejos prácticos para mantener la concentración al estudiar

Descubre lo que puedes lograr con el diseño gráfico digital

Las carreras en tendencia: podcasteros, vloggeros, influencers y más