¿Cómo el aprendizaje kinestésico me hace ser mejor estudiante?

Vivimos una época de constante cambio, por lo que no sorprende que la manera de estudiar y garantizar el aprendizaje a los alumnos haya tenido que adaptarse a nuevos métodos en los que la teoría ya no es el principal recurso.

A propósito de lo anterior, el descubrimiento de que existen distintos estilos de aprendizaje y que cada persona es más o menos receptiva al conocimiento en función de la manera en que lo adquiere ha revolucionado la educación.

Llegado a este punto, cabe preguntarte si experimentas con más facilidad el aprendizaje y el contacto con el entorno a partir de estímulos visuales, auditivos o kinestésicos, pues de esta sencilla reflexión obtendrás la clave para un aprendizaje significativo.

En U-ERRE nos hemos propuesto ayudarte no solo a descubrirlo, sino a entender su potencial. Para ello dedicaremos esta publicación a los estilos que se pueden considerar para el aprendizaje y a las profesiones que se relacionan con cada uno, a fin de que puedas utilizar esta herramienta a tu favor.

Conoce los distintos estilos de aprendizaje

Visual

Los estudiantes con este estilo de aprendizaje representan alrededor del 65% de la población y se caracterizan por comprender el entorno y los conceptos principalmente a través del sentido de la vista

Sabrás que perteneces a este grupo si, por ejemplo, te funciona hacer resúmenes con plumas de colores o mapas conceptuales o si eres de las personas que encuentran útil hacer una lista antes de ir al súper; también si nunca olvidas el rostro de alguien o la manera en que iba vestido aunque puedas no recordar su nombre.

Las personas “visuales” desarrollan un aprendizaje significativo a partir de asociar la información con imágenes. De ahí que tengan facilidad para aprender a través de la lectura, la apreciación de obras artísticas o dramáticas y que posean buen sentido de la proporción, la combinación de colores, formas y una gran capacidad de enfoque.

Son excelentes en carreras relacionadas con las artes visuales, el diseño de interiores, la arquitectura paisajista, el cine, la navegación y la ingeniería mecánica, por mencionar solo algunas.

Auditivo

Se estima que representan el 30% de la población y son personas que aprenden fundamentalmente a partir de lo que escuchan. Por ejemplo, mediante conferencias,  podcast o audiolibros

Son hábiles para detectar entonaciones, acentos y cambios en la voz. También son excelentes para explicar ideas y prestan mucha atención en las exposiciones de otros.

Suelen apoyarse en la lectura o la memorización en voz alta para estudiar, gustan de hacer bromas y contar historias; por lo general tienen un vocabulario extenso y les cuesta permanecer en silencio por largos periodos.

Con frecuencia tienen capacidad para la música, el canto, el aprendizaje de distintos idiomas, el doblaje y la traducción. Buenas profesiones para ellos son el periodismo, la escritura creativa, la docencia y la ingeniería de sonido.

Kinestésico

Las personas kinestésicas se caracterizan por la necesidad de hacer, estar en constante movimiento y expresarse por medio del lenguaje corporal. Trasladando estas características al proceso educativo es común encontrar que esta necesidad de experimentar para aprender pueda confundirse con problemas de aprendizaje. 

Los estudiantes con este perfil representan un menor porcentaje de la población y no solo alcanzan el aprendizaje significativo a través de las distintas etapas formativas, además tienen aptitudes sobresalientes para profesiones como los deportes, el teatro, la danza y la educación física, así como carreras en los ámbitos de la construcción y la arquitectura.

Con el objetivo de que desarrollen su potencial al máximo, es importante que las instituciones educativas de todos los niveles cuenten con modelos de aprendizaje adaptables a sus necesidades, como laboratorios en que se fomente el aprendizaje práctico, clases dinámicas en espacios abiertos y técnicas pedagógicas basadas en diversos estímulos sensoriales.

Una vez identificado el grupo al que perteneces tendrás un criterio adicional para elegir entre varios programas educativos, así como diseñar tus propias estrategias de estudio.

De esta manera, no solo mejorarás tu rendimiento académico al resolver posibles problemas de aprendizaje, también adquirirás una nueva herramienta de análisis para encontrar soluciones en el entorno profesional.

En U-ERRE  nuestra metodología es experiencial, por lo que te brindamos espacios como los laboratorios para cada área académica, en los que podrás desarrollar el conocimiento a partir de un entorno y estrategias acordes con tu estilo de aprendizaje. Comienza tus estudios en nuestras aulas y vive una experiencia de formación hecha a medida.

CTA-Estudia-preparatoria-multicultural